El proceso de creación de una camisa a medida, paso a paso

Podríamos estar horas hablando de la diferencia entre una camisa a medida y una industrial. O entrar al detalle y explicar la calidad de los materiales, la excelencia en las costuras y la importancia del patronaje en la adaptación de una prenda al cuerpo.

Pero hoy no queremos quitar valor a las prendas de confección, sino que, a partir de la explicación del proceso de realización de una pieza a medida, queremos poner en valor el trabajo de personas que, como en Fossman, dedican una parte de su vida a diseñar y elaborar prendas exclusivas, pensadas y diseñadas de acuerdo a las necesidades de cada persona.

Estos son los pasos para la realización de una camisa a medida:

  1. Toma de contacto. Para empezar a trabajar, necesitamos conocer a la persona que hace el encargo. No solo a nivel físico: talla, complexión, forma del cuerpo, sino también entrar en detalle de lo que desea.
  2. Toma de medidas. Puede parecer sencillo, pero no lo es. Son muchas las medidas necesarias para confeccionar una camisa. Hacerlo bien es indispensable para lograr un buen resultado
  3. Selección de tejidos. En la que no solo tenemos en cuenta los gustos del cliente. Nos gusta asesorar sobre los colores que más favorecen o que mejor podrían encajar con las necesidades del interesado.
  4. Creación del patrón. ¿Corte clásico o moderno? ¿Tipo de botón? ¿Pondremos bolsillos? Detalles que hacen que cada pieza sea única y que forman la base de la que prenda final
  5. El patrón es la plantilla que servirá como base para trabajar. Marca las líneas de corte de cada una de las piezas de la prenda final.
  6. Puede que sea el paso con el que estés más familiarizado. Es el que da forma al encargo. Unir las diferentes piezas con nuestras máquinas especiales y rematar a mano los detalles para acabar de construir tu camisa
  7. ¡La tenemos! Es el momento de ver cómo te queda. Si ha todo ha ido bien, solo quedarán los remates y tendrás tu traje listo. En caso que se tenga que hacer algún ajuste, en Fossman no paramos hasta que tengamos el resultado perfecto
  8. Es el momento que más nos gusta. Ver como un salir de nuestro taller a un cliente satisfecho sigue siendo una gran satisfacción incluso con 20 años de experiencia.

¿Pensabas que el proceso era más sencillo? Esperamos haberte ayudado a entender nuestro trabajo.

Por | 2019-02-11T06:10:37+00:00 noviembre 12th, 2018|Sin categorizar|Sin comentarios